La Vaca Púrpura II

Hola a todos :3 hoy les platicaré sobre la última parte del libro.

Empezaré por lo bueno que rescaté pues al finalizar, el libro me dejó con un mal sabor de boca. Además de que hay capítulos enteros que no me dijeron nada (tomando en cuenta que los capítulos son de máximo 3 páginas), me cayó el 20 de que el libro está lejos de ser novedoso cuando leí…

“Mientras escribo esto, la canción número uno en Alemania, Francia, Ialia, España y una docena más de países europeos es de un grupo llamado Ketchup.”

Exacto.

No es que no me resulte útil, sólo que al analizar lo que es en el fondo la Vaca Púrpura me sentí incómoda, más adelante les platicaré por qué.

En el libro se menciona que el peor enemigo de la Vaca Púrpura es la invisibilidad, pero hay otro ligero problema, ser catalogado como lo contrario a la Vaca: “muy bueno“. Para ser una extraordinaria Vaca Púrpura no basta con hacer las cosas “bien”. No debemos confundir lo bueno con los extraordinario.

Algo que sí me gustó del libro es, que al poner a la Vaca Púrpura como otra P de la Mercadotecnia, ésta se reinventa. El autor propone que el Mkt no es sólo publicidad, sino que mediante el esfuerzo, habilidad, arte y técnica se puede inventar, diseñar, influir, adoptar y hasta rechazar. El Mkt en sí es algo extraordinario (aunque tiene sus contras, que platicaré en otra entrada), ya no se trata de hacer publicidad vacía pero cara, el chiste está en crear algo que valga la pena ver, escuchar. Es por eso que escogí esta carrera :B

Actualmente una empresa no puede sobrevivir sin Marketing.

Ahora, no por el hecho de que se pueda hacer tanto con la Mercadotecnia, significa que de este departamento depende todo. Para triunfar, es necesario que la empresa completa comparta el pensamiento de lo extraordinario.

Y bueno… hasta ahora todo muy padre, ¿no? pero hubo una parte del libro con la que no me sentí cómoda. Justo cuando se mencionan los beneficios de la Vaca, me di cuenta de que no me agrada la forma de pensar de este curioso rumiante. El autor (con una muy respetable opinión) nos dice que como es muy poca la gente que se atreve a hacer algo extraordinario, la recompensa que se gana por serlo es mayor, esto claro, si el creador de la Vaca Púrpura ACIERTA. Y una vez que se ha acertado y se ha logrado algo extraordinario sólo quedan dos alternativas:

  • Ordeñar… que digo ordeñar, EXPRIMIR a la pobre Vaca hasta sacar el máximo provecho por el máximo de tiempo.
  • Dejar espacio para otra Vaca.

Ok, bueno, entiendo que sería tonto no aprovechar los beneficios que algo bueno trae; y que es importante innovar constantemente, pero verlo plasmado de esa manera, en esos dos fríos puntos no me gustó para nada. Siento que le quitó lo extraordinario a la Vaca, que el objetivo entonces sólo se trata de enloquecer a la gente para que compren la Vaca sin dudarlo y por si fuera poco forzarlos a no sentirse satisfechos porque pronto saldrá la “nueva versión” o algo mejor. Si de eso se trata pues entonces no es una Vaca de verdad, sino un pedazo de plástico con forma de Vaca Púrpura que sólo busca enriquecerse y no realmente dejar algo que impacte en la historia (pues una característica de la Vaca es que en un punto perderá la popularidad y será olvidada). Podra ser innovadora, pero en el fondo carece de creatividad y pasión… que de hecho es algo que dice al final el libro… que la Vaquita no se trata de ceatividad ni pasión, sino de reconocer que todo lo demás no sirve… ah ok.

Por alguna razón pensé en Apple y su Iphone:

  • El Iphone innova, tanto, que se convierte en la sensación, todos lo quieren, con esto se cumple el primer punto.
  • Por más buenos que sean sus productos, siguen dejando espacio para otro más nuevo, más grande, más flexible (lol), así se cumple el segundo punto.
  • No es necesariamente creativo pues todos son MUY parecidos entre sí.
  • No puede haber pasión detrás de algo que se fabrica fríamente por montones.

Reconozco que son dispositivos de calidad y todo lo que quieran pero la neta fuchi.

Lamento ser tan hater, es sólo mi forma de pensar, no me odien

bueno equis si quieren sí

ok ya me voy

ustedes que me leen sí me caen bien

Dios bendiga y cuide a las vaquitas, las normales, ellas sí me gustan.

Adiós ❤

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s